CARLOS II

8 reales de Carlos II, Potosí. 1668.

Valor: 8 reales
Ceca: Potosí
Reinado: Carlos II
Virreinato de Perú, Imperio de la monarquía hispánica

Año: 1668
Ensayadores: E- Antonio de Elgueta
Diámetro máx: 38,91 mm
Plata de Ley 930,555
Peso: 26,73 g
Método de acuñación: “a martillo”
Conservación: MBC

Adquirido en: Soler

Calicó 343. Tirada 8-R 1668, Potosí de 2.898.043 piezas

8 reales macuquinos Carlos II Potosí 1668

Anverso: CAROLVS II D.G. HISPANIARVM REX alrededor de cruz de Jerusalén, que junto con cuatro lóbulos forma un cuartelado coronado de castillos y leones. A la derecha de la cruz la ceca P, debajo el año: 668 y a la derecha el ensayador: E
Reverso: POTOSI ANO 1668 EL PERV alrededor de dos columnas, y situados en tres pisos:

P (ceca Perú) – 8 (valor) – E (ensayador)

PLV – SVL – TRA

E (ensayador) – 68 (año, dos dígitos, tres en el s. XVIII) - P (ceca)

Canto: Liso

8 reales macuquinos Carlos II Potosí 1668
8 reales macuquinos Carlos II Potosí 1668

Se ven las tres fechas, con la salvedad de que la fecha del anverso cuesta verla, cuatro marcas de ceca y cuatro! marcas del ensayador, gracias a la magia de los repintes. El nuevo diseño nace en 1652 como consecuencia del gran fraude en Potosí, por lo que en este nuevo grabado aumentarán los elementos que daban garantía de ley y peso a la moneda, es decir, el año, el ensayador y la ceca, se triplican las marcas del diseño anterior, que era el nacido con la Pragmática de la Nueva Estampa del 1566.

8 reales macuquinos Carlos II Potosí 1668 ensayadores

En esta de abajo, anterior a la reforma, si se fijan, aparece sólo una marca de ensayador (R) y ceca (P) en anverso, y una fecha (1640) en reverso. Donde ven la leyenda ET INDIARVM, en las nuevas aparece otra vez la ceca: POTOSI

Para mí la moneda tiene alma, es de las que tienen una belleza imperfecta que la hace muy atractiva, con un acusado repinte que añade una tercera columna al reverso, que la hace única y más bella. 
 
La pátina es muy oscura, pero no ha conquistado gran parte del grabado, gracias en parte al manoseo de coleccionistas que han apreciado esta pieza tanto como yo.

EL CONTEXTO HISTÓRICO
 
El reinado de Carlos II (1665-1700) se inició cuando contaba con tan sólo 4 años, ejerciendo la regencia su madre, segunda esposa de Felipe IV, Mariana de Austria, hasta su mayoría de edad. 

8 reales macuquinos Carlos II Potosí 1668

Último monarca perteneciente a la casa de los Austrias de España (Habsburgo), su reinado está caracterizado por una situación de decadencia, con una situación económica, política y social crítica debido a la incapacidad de sus gobernantes y a la presión de potencias extranjeras. Esta crisis fue más aguda en los territorios de la Corona de Castilla y León, y no tanto en los de la Corona de Aragón. Y se materializó en una serie de devaluaciones monetarias que llevaron a la deflación de la moneda de vellón en 1680.
 
La presión de las potencias extranjeras la protagonizó principalmente Francia, quién llegó a ocupar parte de Cataluña, hasta que se calmó la situación gracias al Tratado de Rijswijk, tras una guerra en la que España intervino en las filas de la Liga de Ausburgo, junto a Austria, Baviera, Brandeburgo, el Sacro Imperio Romano Germánico, Inglaterra, los Países Bajos, el Palatinado, Portugal, Sajonia, Suecia y las Provincias Unidas. Luis XIV se vio obligado a devolver a España plazas en Cataluña. Flandes y Luxemburgo, aunque perdimos parte de la Isla de la Española (la parte que hoy día es Haití).
 
Al final de su reinado, al no tener descendencia, se inició una disputa por su herencia. El candidato designado en un principio fue José Fernando Maximiliano, hijo del elector de Baviera, pero falleció en 1699, con lo que la disputa se inició entre el archiduque Carlos, hijo del emperador del Sacro Imperio R. G. Leopoldo (biznieto de Felipe III) y Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV (biznieto de Felipe IV). 
 
Carlos actuó pensando más en su patria que en su estirpe, eligió al francés, pues entendía que era el único que podría asegurar la integridad territorial del Imperio Español, y así lo establecería en la cláusula 13 de su testamento.
 
La Guerra de Sucesión Española terminó enfrentando a los españoles, unos en el bando de Felipe de Anjou, quien estará apoyado por Francia, y otros en el bando del Archiduque Carlos, apoyado por el Reino Unido, el Imperio Austríaco, Holanda, Portugal y otros Estados menores, principalmente por el miedo a una unión dinástica de dos grandes potencias, España y Francia, que engullera al resto de potencias europeas.

La contienda finalizó con las firmas de los famosos Tratados de Utrecht y de Rastatt, y supuso, entre otras cosas, la entrada de una nueva dinastía como titular de la monarquía hispánica, Los Borbones.

EL AÑO DE ACUÑACIÓN: 1668
 
La moneda está acuñada en 1668, año en el que tiene lugar la firma del famoso Tratado de Lisboa, por el que se pone fin a la guerra de separación de Portugal, iniciada en tiempos de su padre, Felipe IV. En realidad no es un año triste para nuestra historia, pues Portugal de facto ya era independiente desde 1640, más bien supuso el fin de las hostilidades entre pueblos hermanos.

También en dicho año tuvo lugar la firma del Tratado de Aquisgrán, por la que Francia devolvía a España el Franco Condado y detiene su expansión por los Países Bajos Españoles, gracias a la intervención de la Triple Alianza, formada por Inglaterra, las Provincias Unidas de los Países Bajos y Suecia.

Otro mal recuerdo fue el saqueo de Portobello y la Ciudad de Panamá por parte del pirata Henry Morgan, quien, además del pillaje realizado, exigió en el saqueo de Portobelo cien mil reales de a ocho como tributo.

LA CECA

Potosí fue una de las ceca más importante del Imperio, con el descubrimiento del Cerro Rico, Potosí se convertirá en el corazón económico del Virreinato del Perú. 

La población crecerá de manera caótica a los pies del Cerro. La abundancia de plata de éste y la escasez en Lima hicieron que la ceca de la segunda se cerrara y fuera sustituida por la Casa de Moneda de Potosí, bajo el gobierno de don Francisco de Toledo en 1572, y con las mismas reglas de acuñación dispuesta por Real Cédula de 21 de agosto de 1565 para la ceca de Lima.

La ingente cantidad de plata que nos regaló el Cerro y sus trabajadores al imperio salía por el puerto de Arica
Aquí un documento interesante sobre la influencia de la ceca en el Corregimiento de Arica.