FELIPE III

Tostao de Felipe III, Lisboa.

Valor: Tostao
Ceca: Lisboa
Reinado: Felipe III
Corona de Portugal, Imperio de la monarquía hispánica

Año: 1598-1621
Diámetro máx: 29,17 mm
Plata
Peso: 7,77 g
Método de acuñación: “a martillo”
Conservación: MBC+

Adquirido en: Numisma

 

Felipe III Tostao

Anverso: + PHILIPPVS : D : G : REX · PORTVGALI , alrededor de escudo de Portugal coronado entre L (ceca) y B.
Reverso: + IN HOC · SIGNO · VINCES, alrededor de cruz

Canto: Liso

En un primer momento en estas acuñaciones de los austrias en Lisboa aparecería el nominal: PHILIPPVS I (Felipe II, I de Portugal), pero pronto desaparecería, haciendo dificultoso determinar el rey.  Se trata de una moneda escasa, y para mí muy atractiva, por todo lo que representa. 

Esta moneda se acuñó en tiempos del rey Felipe III, Felipe II de Portugal, rey de las Españas desde 1598 a 1621.

 

Don Phelippe, por la Gratia de Dios, Rey de Castilla, de Leon, de Aragon, de las dos Sicilias, de Hierusalem, de Portugal, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valentia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdena, de Cordoua, de Corcega, de Murcia, de Jaen, de los Algarbes, de Algezira, de Gibraltar, de las Islas de Canaria, de las Indias Orientales y Occidentales, Islas y Tierra firme del Mar Océano. Archiduque de Austria, Duque de Borgoña, de Brauante y de Milan, Conde de Habsburgo, de Flandes, de Tirol y de Barcelona, Sennor de Bizcaya y de Molina.

 

Hijo de Felipe II, no fue tan trabajador como su padre, y dejó los asuntos del imperio en manos de sus validos, primero fue el Duque de Lerma, y más tarde el Duque de Uceda.

 

Con este monarca, el imperio vivirá un período de paz relativa, pese a tener varios frentes abiertos con turcos o venecianos, y contando con el apoyo de España al Emperador Fernando II contra Federico V en la conocida como Guerra de los 30 años.

 (BATALLA MONTAÑA BLANCA)

En 1609 firmó la Tregua de los Doce Años con los Países Bajos, que supondría el reconocimiento de Holanda.

 

En 1604, firmó la Paz de Londres, por lo que cesarán las hostilidades con Inglaterra.

 (CONFERENCIA DE SOMERSET HOUSE)

En 1615, mediante la política matrimonial (casa a la infanta Ana de Austria con el rey de Francia, y al príncipe Felipe, futuro Felipe IV con Isabel de Borbón) continúa la paz con el país vecino, que había iniciado su padre con la Paz de Vervins.

 

Gracias a estas políticas pacifistas, el imperio vivirá su momento de mayor expansión territorial, con la compra de la ciudad de Larache, al Norte de Marruecos, la expansión por el norte de Florida, la anexión del Marquesado de Finale y la ciudad de Novara en el norte de Italia

 

Durante su reinado tuvo lugar la expulsión de los moriscos (1609-10), lo que afectó negativamente a muchos cultivos en la zona de Valencia, Aragón y Murcia.

 (EMBARQUE MORISCOS EN EL GRAO DE VALENCIA)

Felipe III acuñó únicamente en plata y oro en la ceca de Lisboa, manteniendo totalmente módulos, pesos y tipología seguida por los gobernantes anteriores.

 (LISBOA)

Portugal, por entonces, estaba bajo el reinado de los Austrias, gracias a la herencia de la abuela de Felipe III.

 
La muerte del último rey de la casa de Avis en 1580,  D. Henrique, sin descendencia,  propició el ascenso de Felipe II al trono del país vecino, haciendo valer sus derechos dinásticos (su madre, Isabel de Portugal, era hija de Manuel I) en la batalla de Alcántara.

 (BATALLA DE ALCÁNTARA)

Debido a las reticencias de pueblo portugués a esta coronación, Felipe II estableció que se mantendría la individualidad de Portugal, con sus leyes, costumbres, cargos públicos, comercio colonial o el idioma. 
 
En las Cortes de Tomar dispuso que se mantendrían las armas y monedas portuguesas:
 
El escudo lo podemos ver en el anverso de la moneda presentada: En campo de plata cinco escudetes en azur dispuestos en cruz con cinco quinas en plata puestas en sotuer, todo ello bordado de gules con siete castillos de oro

Dicho escudo se incorporaría a modo de escusón a las armas propias del rey y sus hijos, así podemos ver el escudo más bonito de la heráldica mundial en monedas de Felipe III acuñadas en Castilla, como ésta preciosidad de duro segoviano.

Se puede leer en la leyenda de estos IIII maravedís:

ONNIVM HISPAN REGNORUM REX es decir, rey de TODOS los reinos de España, pues Portugal, al menos hasta el reinado de Felipe IV, siempre había sido considerado desde su nacimiento, unos de los reinos de España, junto con el reino de Navarra y los distintos reinos pertenecientes a la Corona de Aragón y de Castilla.
 
Unidos ambos imperios, las posesiones de Felipe III serían inmensas, y el imperio hispánico alcanzaría su máximo apogeo territorial.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now